Pan casero sin gluten (o con gluten, tú decides)

Lo prometido es deuda, nos habéis pedido la receta de este pan tan fácil tantos seguidores, que no queríamos demorarlo más. Se acabaron las horas de leudar el pan, amasar, fermentar…

Este pan es infinitamente mejor que cualquiera que puedas encontrar en un supermercado, así que no compres más panes industriales, sólo te llevará unos minutos mezclar los ingredientes y 1 hora de horno.

¡Manos a la masa!

INGREDIENTES:

  • 600ml de agua tibia
  • 250gr de harina de arroz integral
  • 350gr de harina de trigo sarraceno
  • 12gr de psyllium en polvo
  • 12gr de sal
  • 2 cucharaditas de bicarbonato
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de vinagre de manzana

¡OJO! Lo más importante de esta receta es que las harinas podéis ir modificándolas al gusto. Es decir, el pan puede hacerse al 100% de harina de espelta integral, o un mix de harina de guisantes y harina de arroz integral (en la proporción que más os guste)… es muy verśatil, id probando, es una maravilla porque no tiene límites y sigue saliendo estupendo. Y ADEMÁS, le puedes poner pasas, semillas de lo que quieras (calabaza, pipas, lino, sésamo…) todo lo que quieras, queda genial, incluso unos tomatitos secos y orégano.

img-20181216-wa0097-1375186841.jpg
Mezclando todos los ingredientes

Y es tan sencillo como mezclar todos los ingredientes y hornear a 180ºC durante 1 hora con la función “arriba y abajo” (no el ventilador) Os recomendamos que primero pongáis todos los ingredientes salvo el agua y una vez todos en un bol, ir añadiendo agua tibia hasta que quede todo en una masa homogénea.

Nosotros usamos este molde de silicona libre de tóxicos. Una vez ha pasado la hora y el pan está estupendo, lo sacamos y lo ponemos en una rejilla, reposando cubierto con un trapo durante unas horas hasta que se enfríe.

Nos dura incluso 1 semana o más, envuelto en un trapo de cocina, en la nevera.

El único ingrediente al que le podéis poner pegas es el Psyllium, pero si lo ponéis en Google os daréis cuenta que no es tan complicado encontrarlo, en cualquier herbolario especializado lo podréis encontrar. Es espectacular para hacer panes sin gluten. Es una especie herbácea, para los panes usamos la cascarilla de esta planta. Os dejamos un enlace (uno de tantos) donde veréis que lo venden marcas muy conocidas en el mundillo de lo natural y ecológico.

Si hacéis algún pan con nuestra receta, por favor, ¡etiquetadnos para compartir experiencias y variedades de pan!

Que lo disfrutéis tanto como nosotros, ¡es el pan nuestro de cada día! 🙂

Muchas gracias por vuestro interés en lo sano y natural.

B4H.

2 Comentarios

  1. Esta palabra, “natural”, a menudo se introduce para “garantizar” lo saludable. Yo no dudo que ese pan lo sea, pero sí dudo que sea natural por la presencia del bicarbonato, el cual, con raras excepciones en España, es de origen sintetica, pues se produce mediante el proceso Solvay (desde el año 1865) a partir de cloruro de sodio (NaCl), amoníaco (NH3) y carbonato cálcico (CaCO3). También existe un bicarbonato de sodio más natural que se extrae de minas, pero los métodos son invasivos y destructivos, como sería cualquier tipo de explotación minera, por lo que se emiten compuestos orgánicos volátiles tóxicos y metano.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s