COULANT VEGANO

Es un placer para el que toma este postre por primera vez. La historia del Coulant se remonta a 1981, cuando un chef francés, Michel Bras, realizando el típico bizcocho de chocolate, lo sacó antes de tiempo del horno y le quedó hecho por fuera pero fundido por dentro.

A día de hoy hemos hecho varias veces este postre y debemos advertiros de que se trata de “ensayo-error”, no es fácil que salga a la primera, pero cada vez que lo hemos intentado, no ha sido en vano, porque el bizcocho está de muerte aunque por dentro no esté fundido.

La receta, vegana, of course, es la siguiente:

INGREDIENTES (para 8 uds.)

  • 200 gr de harina (nosotros usamos integral, pero podeis usar de repostería)
  • 125 gr de azúcar integral de caña (nosotros usamos Panela)
  • 60 gr de cacao puro en polvo
  • 1 chda. de postre de levadura en polvo
  • 1/2 chda. de postre de sal
  • 250 ml de bebida vegetal (nosotros usamos avena)
  • 125 ml de aceite vegetal (nosotros usamos de coco), el AOVE tiene un sabor muy fuerte y puede estropear el postre.
  • 1 chda. de postre de vainilla (si no tenéis vainilla en polvo, podeis echar esencia de vainilla)
  • Nibs de cacao (opcional)

PREPARACIÓN:

Como siempre, en todos los bizcochos, mezclamos bien los ingredientes secos, asegurándonos de que no queden grumitos. A esta mezcla le añadimos los ingredientes líquidos.

Mezclamos todo bien hasta que la masa sea homogénea.

Rellenamos los moldes con la mezcla sin llegar a rellenarlos del todo. Nosotros hemos usado estos, especiales para coulant, pero podéis coger los típicos moldes para cup cakes o madalenas.

Podemos añadir, de forma opcional, nibs de cacao por encima para darle ya el toque ¡brutal!.

Una vez lo tenemos listo, viene lo único complicado, el horneado, aquí hay que ir haciendo pruebas hasta ver qué cantidad de masa y qué tiempo y temperatura te cuadran mejor según tu horno. Nuestra experiencia es que el éxito puede alcanzarse teniendo el horno caliente a 200ºC y hornear durante 10 minutos.

Una vez lo sacamos del horno, hay que dejarlo reposar durante 5 minutos, antes de desmoldarlo. Cuando lo sirvamos, veremos si hemos logrado el objetivo al romper el bizcocho y encontrar una masita de chocolate fundido por dentro, como si fuera un volcán.

Podemos servirlo con unas frambuesas y/o con un heladito vegano de vainilla y otro sabor que no “se coma” la intensidad del chocolate.

Si os gusta la receta, no olvidéis por favor dar a “me gusta” y compartirla en las redes sociales. Sería genial saber si alguien se ha animado a hacer este postre tan sencillo y tan rico a la vez y cómo le ha quedado 🙂

¡Besitos desde la comunidad veggie de Bet4Health!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s