El arte de quedarse con hambre. ¡Hara Hachi Bu!

¡Hola a todos!

Hoy vamos a hablar de algo que suele ser complicado de seguir a rajatabla… ¡LA FUERZA DE VOLUNTAD! ¡Qué complicado es estar de acuerdo con lo que piensa el estómago y lo que dice el cerebro!, ¿verdad?

¿Y de postre qué?

Hay estudios que indican que comer hasta un 80% de la capacidad del estómago alarga la vida. En la isla japonesa de Okinawa, sus habitantes tienen un mantra muy tradicional antes de comer cualquier alimento, el Hara Hachi Bu, que significa “estómago lleno 8 veces de 10”, es decir, comer hasta llegar a un 80% de la saciedad, no llenar el estómago a tope sino hasta el 80% de su capacidad. Para los más escépticos, os informamos que esta tradición milenaria está respaldada por la ciencia.

El cerebro tarda unos 20 minutos en recibir la señal del estómago de estar lleno, por lo tanto, comer en menos de 20 minutos nos hará, probablemente, comer de más puesto que estando saciados no hemos dado tiempo al estómago a dar la señal al cerebro de parar de comer. Mucha gente no es consciente de si están llenos al 80% o al 100%, y esto suele deberse a que están desconectados de su cuerpo. Las señales con esta información viajan a través del sistema nervioso y de mensajeros químicos, cuanto más tranquilos y relajados comamos, mejor será la percepción de todas las señales que nos manda el cuerpo. Comer de manera tranquila, dedicando el tiempo adecuado para disfrutar de cada alimento es la mejor forma de escuchar a nuestro cuerpo serrano 🙂

Dejemos de comer como polluelosComer un poquito menos de lo que nuestros ojos comerían facilita la digestión, previene enfermedades y retarda el envejecimiento. Esto último ha sido probado en simios, observando que los simios a los que se les daba una dieta con cierta restricción calórica vivían 3 años más que los que podían comer Ad libitum​. Al parece, extrapolando esta teoría, un humano podría alargar su vida hasta 9 años con tan sólo un poquito de esfuerzo en cada comida.

Los beneficios no sólo se notarán a largo plazo, disfrutando de una vida más larga y saludable, sino que, por experiencia, os confirmamos que no hay nada mejor para nuestro digestivo y nuestro cerebro que irnos a dormir tras haber hecho la digestión, con ganas de que llegue nuestro desayuno de la mañana siguiente y dando tiempo a que nuestro organismo trabaje de forma livina en el proceso de desintoxicación que transcurre por la noche.

Os animamos a tener esa sensación de energía para afrontar la tarde de trabajo, habiendo comido ligero (lo cual no significa carente de nutrientes) y en una ración adecuada, frente a los menús “tradicionales” con su primer plato, segundo plato, postre y café, que darán trabajo extra a nuestro digestivo y nos robarán una energía, que damos por sentado que no tenemos, cuando en realidad no la estamos canalizando de la forma adecuada.

Os animamos a repetir el mantra cada vez que os pongáis delante de un plato de comida: ¡Hara Hachi Bu!

¡Animo con la fuerza de voluntad!

No olvidéis darle a “me gusta” si os ha gustado y a enviarnos vuestros comentarios, estaremos encantados de leeros.

Un besito de Bet4Health.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s