El aguacate, una grasa saludable

Hola familia!!!

Hace ya unos 11 años que descubrimos esta fantástica fruta en la vega de Almuñécar (Granada), ese increíble paraíso tropical que tenemos muy cerca de nosotros y que, si no conocéis, deberíais, porque es un lugar increíble. Gracias a su clima subtropical, permite cultivar gran cantidad de frutas tropicales, como el mango (al que dedicaremos otro día), la guayaba, la papaya, el aguacate o la chirimoya (por cierto en esta zona de Andalucía se cultiva una de las producciones más importantes de esta fruta en el mundo!!!).

Allí conocimos sus variedades, sus propiedades y muchas más recetas además del clásico aguacate en ensalada.

Se trata de una fruta que carece de los azúcares y la acidez propia de las frutas. Por ello combina tan bien en ensaladas. Pertenece a la familia de las laureáceas, como el laurel ó la canela. Su nombre tiene procedencia azteca y deriva de la palabra ahuacatl, que hace referencia a su forma de testículo. Existe la creencia popular de que por su forma y riqueza en vitamina E (relacionada con la reproducción), tiene propiedades afrodisíacas. Además de un excelente alimento, del fruto se extraen aceites, similares al de oliva, que son utilizados en la industria farmacéutica y cosmética.

El aguacate es originario de México. Los primeros españoles que llegaron a América bautizaron a este fruto con el nombre de “pera de las indias”, dada su semejanza externa con las peras españolas. La producción en España va de octubre a junio, el resto del año procede de Perú, México, Chile y Sudáfrica.

Si no habéis probado aún los aguacates, os invitamos a hacerlo hoy mismo!!! Os estáis perdiendo un sabor como a fruto seco (a mi me recuerda al piñón). También puede recordar al de la nuez o la avellana. Maduro tiene una textura suave y mantecosa, que se puede utilizar en multitud de recetas saladas y también en postres. Está delicioso cortado en láminas o untado directamente sobre un buen pan, pero como os digo os dará una textura espectacular por ejemplo en cualquier salsa que hagáis (además del delicioso guacamole), pero también en cremas ó sopas, incluso en postres, otro día publicaremos unas trufas donde los ingredientes básicos son el cacao y el aguacate, deliciosamente sanas!

Para saber si el aguacate está en su punto de madurez adecuado, debe ceder a la leve presión de los dedos. Para degustarlo se debe partir justo antes de su consumo, ya que la pulpa se oxida con rapidez (esto se puede evitar añadiendo unas gotas de zumo de limón y aguantará más o también en nevera, pero si sólo consumís la mitad, dejad guardada la otra mitad manteniendo el hueso).

Como decíamos en el título, en cuanto a sus valores nutritivos, se trata de una grasa saludable (tiene hasta un 20% de grasas, siendo uno de los frutos más ricos en grasas, junto con las aceitunas), pero son grasas insaturadas y no tienen colesterol.  Es muy rica en vitamina E (potente antioxidante). Y junto al plátano es el fruto fresco más rico en vitamina B6 (produce anticuerpos para combatir enfermedades, mantiene la función neurológica normal, produce hemoglobina que transporta oxígeno en los glóbulos rojos hasta los tejidos y mantiene el azúcar en sangre ne rangos normales). También aporta mucho potasio y magnesio. En definitiva, como veis, una de las frutas frescas más nutritivas que existen!!! Nosotros comemos prácticamente uno al día. Mucha gente nos dice “pero engorda mucho, ¿no?”… lo que realmente engorda son las bebidas azucaradas, la bollería industrial y las comidas llenas de grasa animal. Si de algo hay que prescindir es de ésto último, que aportan pocos nutrientes y una elevada cantidad de calorias vacías.

Hoy os ofrecemos una rica receta con aguacates y muy fácil de preparar:

Aguacates rellenos de arroz (para dos raciones):

Aún no somos muy expertos en fotografía gastronómica 🙂
  • 1 taza de arroz (el que os guste, el largo queda muy bien, siempre mejor integral)
  • 2 aguacates mejor grandes y maduros
  • Setas ó champiñones, lo que más os guste
  • 1 tomate grande
  • 1 cebolla grande
  • 2 dientes de ajo
  • Maíz dulce cocido
  • Rúcula
  • Laurel
  • 1 limón
  • Albahaca
  • Aceite
  • Sal

Preparación:

  1. Pelamos los ajos y picamos la cebolla, el tomate y las setas.
  2. En una olla con un chorrito de aceite de oliva, doramos los dos dientes de ajo.
  3. Cuando ya estén dorados, añadimos a la olla la cebolla y las setas bien picaditas.
  4. Añadimos otro chorro de aceite, si hace falta, y doramos todo muy bien, removiendo regularmente para que no se pegue.
  5. Cuando ya esté bien dorado, añadimos la taza de arroz, removemos y calentamos unos 2 ó 3 minutos a fuego medio-bajo.
  6. Seguidamente añadimos a la olla dos tazas de agua y un par de hojitas de laurel y lo dejamos cocer unos 15 minutos (o hasta que el arroz esté bien cocido y el agua se haya consumido por completo).
  7.  Cuando nuestro arroz esté listo, apagamos el fuego y dejamos reposar.
  8. Partimos nuestros aguacates por la mitad, quitamos las dos semillas y los vaciamos. Lo ideal es no vaciar el aguacate por completo y dejar más ó menos 1 cm de aguacate en los laterales de este.
  9. El sobrante de aguacate, lo mezclamos con el arroz. Después añadimos el tomate picado, abundante maíz dulce, albahaca y sal al gusto.
  10. Rellenamos nuestros aguacates hasta arriba y decoramos con un poquito de rúcula picada.
  11. Para terminar, añadimos un poquito más de albahaca y bañamos con unas gotitas de limón.
  12. Ummmmmmh!!!

Podéis optar por cualquier otro cereal, quinoa, mijo, bulgur… ¡Es tan fácil y socorrida para una cenita en familia :-)!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s