Limpiador lingual

¡Hola!

Hoy quería hablaros de un hábito que se ha convertido en imprescindible en mi vida. Todas las mañanas, sin excepción, me limpio la lengua antes de hacer nada, ni beber, ni comer… nada, me levanto y me limpio la lengua.

LenguaPara muchos esto les parecerá extraño. Os advierto, el que empiece con este hábito, no podrá quitárselo de encima :), viajaréis con el limpiador lingual a donde haga falta con tal de tener la lengua limpita todas las mañanas.

Os cuento por qué lo hago y en qué consiste. Los que me conocéis, sabéis que estoy obsesionada con la limpieza de los dietes, no hay rincón del mundo al que no vaya con mi cepillo de dientes si me toca comer algo fuera de casa, por lo que no creáis que el limpiador lingual es para gente que no tiene una buena limpieza, mal aliento o que pase de los dientes en general. ¡Es para todo el mundo! Y si tienes una excelente limpieza bucal, este instrumento es el definitivo para sentir una boca limpia desde primera hora de la mañana. Y si te cuesta limpiarte los dientes porque te da pereza, este es un instrumento que puede ayudarte a tener mejor cuidada la boca.

¿Os habéis levantado alguna vez por la mañana y os habéis mirado la lengua? Por favor, si no lo habéis hecho nunca, mañana por la mañana os invito a que os miréis la lengua justo al levantaros. Veréis que está blanquecina, unos más que otros, la tenemos blanquita nada más levantarnos. Nuestra lengua es como una gran alfombra en la que se van almacenando bacterias y partículas de comida, ya que tiene una superficie rugosa y además les estamos dando un ambiente húmedo y calentito para que se sientan “como en casa”. Durante el día las podemos tener a rajatabla con el cepillado de dientes, pero por la noche no pierden el tiempo, se reproducen rápidamente y con esto acelera la fermentación y descomposición de los restos de alimentos que quedan en la boca. ¡Imaginaos si no os limpiáis los dientes antes de dormir cuánta placa bacteriana se puede acumular durante toda una noche!

Tan sencillo, tan duradero, tan económico.

En el Ayurveda (en Devanagari, la “ciencia de la vida”, sistema de medicina tradicional autóctona de la India) se dice que esta práctica tiene tanta importancia debido a que en la lengua se encuentra reflejado todo el organismo como sucede en manos, pies, orejas y el iris de los ojos. Podemos ver en la lengua los posible desequilibrios de los órganos, ya que éstos depositan sus toxinas en la lengua durante la noche. Cuando dormimos estamos en un proceso corporal de reparación y desintoxicación, es cuando el cuerpo aprovecha a enmendar todo lo que no puede mientras estamos despiertos porque con el estrés, las comidas… no le dejamos tiempo para él. De ahí viene tener un “sueño reparador”, siendo tan importante dormir las horas adecuadas para que el cuerpo pueda “estar en el taller” el tiempo necesario para levantarnos como nuevos.

Los Yoguis se han raspado la lengua durante cientos de años. La ciencia de Ayurveda nos enseña que con el raspado se activan las glándulas salivares (que nos ayudan a la digestión) y se revitaliza la garganta, también es beneficioso si se tiene infección de los senos ya que al tener la nariz congestionada se respira más por la boca, cosa que hace proliferar las bacterias.

La lengua nos puede decir cómo estamos por dentro:

-Un color pálido puede indicar un estado anémico o falta de sangre en el cuerpo.
-Un color amarillento puede sugerir un exceso de bilis en la vesícula o un posible trastorno hepático.
-Si está de color azulado nos indica un problema cardíaco y una carencia o problema en el transporte del oxigeno al resto del organismo.

Y si le cogéis el gustito, podéis rasparos la lengua por la noche antes de acostaros y por la mañana con el estómago vacío. El hecho de rasparse la lengua también guarda su importancia en que estamos haciendo un masaje a todo el cuerpo:

– La parte central se corresponde con hígado, bazo, estómago y páncreas.
– En la parte posterior encontramos los órganos abdominales como el intestino delgado, el intestino grueso, si nos encontramos con restos de toxinas en esta zona será indicativo de una baja energía en los intestinos.
– La parte de la punta de la lengua, (en la zona del centro) está reflejado el corazón y en sus costados los pulmones.

¡Seguro que ya estáis convencidos de adquirir un limpiador lingual! Yo lo estaría 🙂 Podéis adquirirlo por internet, en los herbolarios y en algunas farmacias. No cuesta más de 10€, algunos incluso menos, y te puede durar toda la vida. Nosotros tenemos uno de acero inoxidable y estamos muy contentos.

Sólo un consejito más, cuando os limpiéis la lengua, cada raspado es importante que el limpiador lo limpiéis, es decir, no os raspéis la lengua varias veces y luego aclaréis el limpiador lingual, porque de esta manera estáis repartiendo bacterias por zonas donde lo mismo no había. Lo que nosotros hacemos es un raspado y aclarado bajo el grifo, otro raspado y otro aclarado bajo el grifo… y así hasta que nos veamos la lengua rosita. No apretéis mucho, no es necesario y os podéis hacer sangre, el raspado puede ser suave y conseguiréis el efecto deseado.

Gracias por leernos y compartirnos en las redes sociales.

Un besito.

¡Bet4Health!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s