Hoy haciendo chucrut en casa

¡Buenas familia!

Hoy hemos preparado un delicioso y beneficioso chucrut.

wp-image--1841436295
Este chucrut lo hicimos de lombarda, ¡delicioso!

El chucrut es la hoja de la col fermentada y en países como Alemania Francia, Polonia y Rusia es tradicional en su gastronomía. En China, hace unos mil años, los médicos recomendaban beber el agua de la col fermentada para preservar la salud y fortalecer el sistema inmunológico.

La col es ya de por si una hortaliza de gran valor nutricional al igual que otras crucíferas, como el brócoli, la coliflor o las coles de bruselas, pero si además la fermentamos, aumentan sus propiedades beneficiosas, gracias al proceso que se genera durante la fermentación láctica, es este momento cuando se multiplican las bacterias beneficiosas para nuestro digestivo, teniendo un efecto probiótico tan importante para nuestra flora bacteriana.

El chucrut es rico además en vitaminas A,B1, B2 y C. La vitamina C favorece la absorción de hierro en nuestro digestivo, por lo que puede ser un buen aliado para evitar la anemia. Las vitaminas B1 y B2 son muy importantes para nuestro sistema nervioso, interviniendo en procesos de aprendizaje y memoria. Y la vitamina A previene las cataratas y el glaucoma y participa en el desarrollo de los huesos.

Por otro lado, al comer este valioso fermento, nos proveemos de minerales como hierro, calcio, fósforo y magnesio muy importantes para que nuestros huesos se desarrollen bien, los músculos no tengan carencias o nuestro sistema nervioso pueda realizar correctamente sus funciones.

Alimentándonos con chucrut aumentamos el proceso depurativo en nuestro organismo, ya que estamos añadiendo fibra y además sus probióticos favorecen la función de órganos tan esenciales como el hígado y el páncreas.

Y finalmente, como comentábamos al inicio de este post, el tomar chucrut de forma asidua, mejora el sistema inmunológico y gracias a él podemos combatir mejor catarros, alergias, colitis o cistitis. Incluso se ha demostrado que es capaz de inhibir el crecimiento de células cancerígenas, reduciéndose el riesgo de padecer cánceres como el de mama, colon, pulmón, hígado o próstata.

Lo ideal es hacerlo en casa, ya que los que compramos en supermercados normalmente van pasteurizados, es decir, se les ha aplicado un pico de temperatura elevada con el fin de esterilizar el alimento… y ¿qué ocurre en este punto? pues que todas las bacterias beneficiosas que teníamos como objetivo ingerir… han sido eliminadas en este proceso, por lo que, tomando chucrut de la estantería del supermercado, tan sólo estaremos añadiendo fibra a nuestra alimentación. Los únicos chucruts elaborados que podemos comprar en supermercados son los que se ubican en la sección de refrigerados, esos probablemente no hayan sido pasteurizados y por lo tanto tienen intactas todas las bacterias deseando colonizar nuestro intestino y beneficiarnos con sus propiedades.

Su preparación es muy sencilla:

Lombarda
Col lombarda

– Lo primero, compra una col verde (repollo) o morada (lombarda) , como más te guste. Nosotros hacemos de los dos tipos(si puede ser ecológica, ¡mucho mejor!).

– Corta la col en dos o cuatro mitades en función del tamaño y ve troceandola muy fina, a juliana, con un buen cuchillo.

– Añade todo bien troceado en un bol y por cada media col troceada, añade un par de cucharadas soperas de sal (un buena sal no refinada si puedes, como sal del himalaya por ejemplo).

– Ahora viene la tarea de la mezcla, para que la col se vaya reduciendo al “amasarla” con la sal (verás cómo se va reduciendo su tamaño, ya que va absorbiendo la sal y soltando agua, ¡es normal!)

– Finalmente hay que introducir la mezcla en un bote de cristal presionando todo lo que puedas para que quede en este espacio reducido, que es donde se dará el proceso de fermentación…debe ser reducido porque la fermentación láctica es anaeróbica, es decir sin presencia de oxígeno. Te sorprenderás de cuánta col puede caber en un botecito pequeño 🙂

Déjala 1 semana en este bote de cristal cerrado (pon un cuenquito debajo del bote porque supurará líquido) y en un lugar donde no le de la luz. Al cabo de una semana ya puedes disfrutar de tu chucrut de acompañamiento para ensaladas, como aderezo con platos de verduras, verás qué saborrrrrrr!!! A nosotros nos encanta por la mañana hacernos una tostada con aguacate o con tahin y poner por encima chucrut… ¿puede haber algo más sano?

Tostada con chucrut
Tostada de aguacate con chucrut de lombarda, brotes de puerro y ajo negro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s